martes, 10 de diciembre de 2013

#NoSinEvidencia


Hace más de un año que no escribía en el blog, pero este movimiento merece el pequeño esfuerzo de desempolvarlo. Recomiendo la visita a la página web que Vicente Baos y Rafael Bravo han creado al efecto.


La evidencia científica es uno de los pilares sobre los que se asienta la medicina moderna. Esto no siempre ha sido así: durante años, se aplicaron tratamientos médicos sin comprobar previamente su eficacia y seguridad. Algunos fueron efectivos, aunque muchos tuvieron resultados desastrosos. 

Sin embargo, en la época en la que más conocimientos científicos se acumulan de la historia de la humanidad, existen todavía pseudo-ciencias que pretenden, sin demostrar ninguna efectividad ni seguridad, pasar por disciplinas cercanas a la medicina y llegar a los pacientes. 

Los firmantes de este manifiesto, profesionales sanitarios y de otras ramas de la ciencia, periodistas y otros, somos conscientes de que nuestra responsabilidad, tanto legal como ética, consiste en aportar el mejor tratamiento posible a los pacientes y velar por su salud. Por ello, la aparición en los medios de comunicación de noticias sobre la apertura de un proceso de regulación y aprobación de medicamentos homeopáticos nos preocupa como sanitarios, científicos y ciudadanos, y creemos que debemos actuar al respecto. Las declaraciones de la directora de la Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios (AEMPS) asegurando que “no todos los medicamentos homeopáticos tienen que demostrar su eficacia” y que “la seguridad no se tiene que demostrar con ensayos clínicos específicos” no hacen sino aumentar nuestra preocupación.

Por lo tanto, solicitamos:

  1. Que no se apruebe ningún tratamiento que no haya demostrado mediante ensayos clínicos reproducibles unas condiciones de eficacia y seguridad al menos superiores a placebo. La regulación de unos supuestos medicamentos homeopáticos sin indicación terapéutica es una grave contradicción en sí misma y debe ser rechazada. Si no está indicado para nada ¿para qué hay que darlo?
  2. Que la AEMPS retire de la comercialización aquellos fármacos, de cualquier tipo, que pese a haber sido aprobados, no hayan demostrado una eficacia mayor que el placebo o que presenten unos efectos adversos desproporcionados.
  3. Que el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad persiga a aquellas empresas que atribuyen cualidades curativas o beneficiosas para la salud a sus productos sin haberlo demostrado científicamente.
  4. Que el Consejo General de Colegios de Médicos de España / Organización Médica Colegial, en cumplimiento del artículo 26 del Código de Deontología Médica, desapruebe a los facultativos que prescriban tratamientos sin evidencia científica demostrada.

Share/Bookmark

jueves, 29 de noviembre de 2012

Jesús Quijada, empleado del mes

La libre expresión del pensamiento crítico no es un lujo, es una necesidad

A nadie se le escapa que vivimos momentos grises. No solo porque la coyuntura económica es del todo desfavorable, sino porque los mediocres triunfan y la libre expansión del pensamiento es cada vez más difícil. Todo atisbo de crítica es vivida como un ataque a la necesaria unidad para superar la crisis y toda representación irónica de la realidad es tachada inmediatamente de ofensiva.

El uso de las redes sociales, y especialmente de los blogs, se propagó en nuestro país con la promesa explícita de constituir un paraíso para la divulgación abierta del conocimiento y las opiniones libres. Sin embargo, en los últimos años parece que esta idea está perdiendo fuelle. Cada vez resulta más difícil encontrar tribunas verdaderamente independientes y críticas donde fluyan e intercambien sin barreras pareceres y discursos variopintos, sin que esto suponga agravios o se alimenten recelos.

El blog "Saludyotrascosasdecomer" nació hace 4 años, en el otoño de 2008. Han pasado por él 11 plumas (¿o podríamos decir más bien “teclados”?) diferentes, de 4 países distintos, y con 1317 entradas es uno de los blogs con más solera de la blogosfera sanitaria española. Uno de sus espacios más emblemáticos, el título de “El empleado del mes”, ha distinguido puntualmente a 31 figuras destacadas del panorama sanitario, social y político de todo el planeta, siempre con sorna y sana intención crítica. Entre ellos a ex-ministros como Bernat Soria y Trini Jiménez, expresidentes de CCAA como Esperanza Aguirre y Fernández-Vara, así como a la plana mayor del Servicio Extremeño de Salud (gerentes y varios directores y subdirectores incluídos). No faltó a la cita la mismísima directora de la OMS, el virus de la gripe A ni el propio papa Ratzinger. Todos han acogido los premios con deportividad, o al menos no tenemos constancia de lo contrario... Sin embargo, el gris y desalentador panorama han mermado la mordacidad e irreverencia del blog en los últimos meses. Pero ha sido precisamente el último premiado con el distinguido título de empleado del mes el que ha terminado de dar la puntilla al blog que tuvo el honor de glorificar su figura.

Hace ahora justo un año tuvo lugar en Plasencia la representación de una obra de teatro, adaptación de "Knock y el triunfo de la medicina”. La iniciativa fue realizada íntegramente por profesionales sanitarios desde el principio hasta el final, sin un euro de presupuesto y siempre fuera del horario laboral, y fue un rotundo éxito en todos los sentidos. Se trata de una sátira de los procesos de medicalización de la vida aderezado con un fino humor francés. Pero no todos supieron captar la esencia de la obra ni sus sutiles ironías; de hecho, un delegado sindical trató por todos sus medios parar la obra antes de su estreno. Dicha actitud fue merecedora, como no podía ser de otra manera, de un nombramiento unánime de “Empleado del mes”. Pero dicho galardón no ha sido del agrado del agraciado, el cual, un año después, no sólo ha devuelto el título, sino que ha amenazado con tomar acciones legales en caso de no retirar la entrada, rechazando incluso una oferta de réplica pública sin censura. Tales presiones, en un contexto de percepción de ausencia de la suficiente libertad como para seguir por la línea de mordaz humor, han desencadenado el cierre de saludyotrascosasdecomer.

Se trata de un hecho puntual que afecta a un solo blog, cierto; la desaparición de un blog libre no es nada, cierto. Muchos pueden pensar que es solo un mal menor, que hay cosas que están pasando que son mucho más importantes y trascendentales. Cierto. Pero no podemos permitirnos que haya quienes consideren que pueden tener la capacidad de corregir, reprobar o impedir la libre expresión, ya sea ejercida a través de un blog o de una obra de teatro o de un artículo de prensa, y que todos los que le rodean se lo permitan, o lo jaleen o sencillamente miren para otro lado. No es ningún lujo poder tener independencia para pensar y poder expresarlo, con humor, ironía y sentido crítico. Es una necesidad. Una sociedad moderna que aspire a disponer de un capital social rico debe cuidar, y no perseguir, a los que contribuyen a nutrirla de sana capacidad de reírse de ella misma y de construir ideas que permitan elevarla intelectualmente. Los que firmamos esta tribuna compartimos esos ideales. Por eso estamos aquí, visibles, y despiertos.

Gracias.

La entrada desencadenante del cierre de saludyotrascosasdecomer: Empleado del mes: Jesús Quijada Hernández

Share/Bookmark

domingo, 8 de enero de 2012

Los Diez Mandamientos para una nueva prescripción

Juan Gérvas, a través de la lista de correo MEDFAM, nos descubre esta entrada en el blog que Richard Lehman's dedica a publicar resúmenes semanales de revistas médicas.

En ella, y más concretamente en el apartado que dedica al BMJ, explica brevemente como se han desarrollado estos mandamientos y su relación con el interesante artículo de la misma revista "The Idolatry of Surrogates".

Me he permitido hacer una traducción libre (basada en Google Translator) que espero sea de su interés.

Los Diez Mandamientos para los nuevos tratamientos

• Tratarás de acuerdo al nivel de riesgo más que al factor de riesgo.

• Serás precavido al añadir fármacos a la polifarmacia existente.

• Considerarás solo los beneficios de los medicamentos que se demuestren en los endpoint de los estudios.

• No te inclinarás a criterios indirectos de valoración, ya que estos no son más que ídolos.

• No adorarás los objetivos de tratamiento, ya que estos no son sino la creación de los Comités.

• Aplicarás una pizca de sal (adecuación: nota del traductor) a la Reducción del Riesgo Relativo, independientemente de los valores de P, para la población de su procedencia, ya que puede tener poca relación con tus pacientes del dia a dia.

• Honrarás el Número Necesario para Tratar, así como el resto de las claves de la información relevante sobre los pacientes y costes de tratamiento.

• No desearás obsequios, ni codiciarás un simposio en un entorno de lujo.

• Compartirás las decisiones sobre las opciones de tratamiento con el paciente, a la luz de las estimaciones de los riesgos y beneficios probables.

• Honrarás al paciente anciano, pues aunque aquí es donde residen los mayores niveles de riesgo, también lo hacen los mayores peligros de muchos tratamientos.

. ◦
Share/Bookmark

martes, 1 de noviembre de 2011

Si son iguales, que parezcan iguales

Como habrán podido apreciar mis avispados seguidores, llevo varios meses sin publicar nada en el blog debido, entre otras cosas, a que cada vez se pone más difícil lo de ser original, ni tan siquiera en apostillar algo a lo que publica otro, porque la web 2.0 está que arde y últimamente me dedico más a Twitter (@jisaname) y a Facebook, que son más inmediatas, sencillas y fáciles de manejar, aunque tengan sus limitaciones de espacio.

Pero es que hoy, 1 del 11 del 11, ha entrado en vigor el Decreto conocido como prescripción por principio activo y no quiero dejar pasar el momento de reproducir el manifiesto conjunto que varias sociedades han difundido al respecto.

Cuando elegimos un tratamiento para un paciente (no para una enfermedad), nos fijamos en 4 consideraciones elementales, si hacemos caso a la Guía de la Buena Prescripción de la OMS, a saber: eficacia, seguridad, coste y conveniencia. Pues bien, de lo que se trata ahora es de garantizar la seguridad en el manejo por parte de muchos pacientes, de los fármacos prescritos, a fin de evitar duplicidades en la ingesta o falta de cumplimentación, lo cual puede ocurrir (ya está pasando) si cada vez, les dan en la farmacia una caja distinta con pastillas distintas (me refiero a formas, tamaños y colores).

Aunque se ha perdido una gran ocasión para establecer un marco de referencia en las prestaciones farmacéuticas del Sistema Nacional de Salyud, vamos a ser positivos y abordar el gran olvido que presenta como una oportunidad de mejora para el futuro, que espero no sea muy lejano.


SI SON IGUALES, QUE PAREZCAN IGUALES

La Sociedad Española de Medicina Familiar y Comunitaria (SEMFyC), la Federación de Asociaciones de Enfermería Comunitaria y Atención Primaria (FAECAP) y la Sociedad Española de Calidad Asistencial (SECA) ante la publicación del Real Decreto-ley 9/2011, que en su capítulo 1 establece la prescripción de medicamentos por principio activo, queremos declarar lo siguiente:
  1. Asumimos los contenidos del Real Decreto-ley 9/2011.
  2. Dentro del Real Decreto-ley se incluye la prescripción por principio activo, que puede significar un importante aumento del riesgo para los pacientes y en particular para los más frágiles, aquellos que padecen varias enfermedades.
En estos pacientes, que son tratados con un arsenal más o menos numeroso de medicamentos, los errores en la medicación son frecuentes. No es inhabitual, por ejemplo, que un paciente duplique e incluso triplique la dosis de un mismo medicamento, que se le ha prescrito con diferentes nombres comerciales por diferentes profesionales, por lo que el paciente cree que está tomando diferentes medicamentos cuando en realidad está tomando varias dosis del mismo, con el grave riesgo que eso significa.

Para evitar ese error los profesionales sanitarios y los pacientes deben trabajar en establecer un listado escrito de medicación, con el nombre del medicamento, la dosificación, a qué patología corresponde, etc. Estos listados cada vez están más extendidos, ya que con ellos se evitan en buena parte los errores comentados. Sin embargo la prescripción por principio activo puede hacer inútil este esfuerzo, si no se toman medidas al respecto.

Hasta ahora se podía prescribir un genérico o un medicamento con marca, con nombre propio. Si se prescribía un medicamento genérico en la farmacia se dispensaba una caja en cuya etiqueta aparecía destacado el nombre del genérico, habitualmente junto con el nombre del laboratorio fabricante. El paciente podía comprobar fácilmente que estaba tomando omeprazol, por ejemplo. Si se prescribía un medicamento con marca se dispensaba una caja en cuya etiqueta aparecía destacada la marca. En ambos casos el paciente podía comprobar en su listado de medicamentos si estaba tomando lo que se le había indicado.

A partir de la entrada en vigor de la ley se prescribirá por el principio activo, y en los listados de medicación de los pacientes aparecerán los principios activos que debe tomar. Pero, y ahí está el problema, cuando acuda a la farmacia se le entregará una caja en cuya etiqueta podrá aparecer el nombre del principio activo, si dispone de genérico, o cualquiera de las marcas que corresponden a ese principio activo y estén dentro del rango de precios más bajo.

Un ejemplo para aclararlo. Omeprazol es un medicamento muy utilizado, del cual existen más de 40 presentaciones genéricas y más de 20 presentaciones con marca, todas ellas en el mismo rango de precios. Cuando se prescriba un omeprazol el paciente puede recibir más de 60 envases diferentes. Ciertamente en 40 de ellos pondrá el nombre “omeprazol”, pero en los demás pondrá nombres diferentes. En resumen, cuando se dispense este medicamento el paciente recibirá uno de los más de 20 envases con nombres diferentes. El ejemplo del omeprazol quizá sea el de mayor número de presentaciones, pero para inducir a error con que haya dos diferentes ya es suficiente.

Ese es el problema, en la etiqueta del envase, el nombre del medicamento no tiene porque coincidir con el principio activo. De hecho, si un principio activo no tiene genérico, solo tiene marcas, nunca el nombre que aparece en el envase será el del principio activo.

El riesgo que esto implica es muy alto. Los fallecimientos por errores de medicación son frecuentes, y con los etiquetados actuales es previsible que aumenten.

Todos, la administración pública, la industria farmacéutica, médicos, enfermeros, farmacéuticos y pacientes debemos implicarnos en identificar de forma inequívoca los medicamentos. Nuestra salud está en juego.

SI SON IGUALES, QUE PAREZCAN IGUALES.

Sin duda es la Administración, y en este caso el Ministerio de Sanidad, quien puede resolver en buena medida el problema sin grandes cambios. Nuestra propuesta es tan simple como que una de las dos caras principales de los envases (hablamos siempre del envase externo, de la caja) contenga exclusivamente la siguiente información:

- Nombre del principio activo, por ejemplo “OMEPRAZOL”.

- Dosis, por ejemplo 20 mg.

- Número de dosis y forma farmacéutica, por ejemplo 28 comprimidos.

Y simplemente con eso las más de 60 cajas diferentes que ahora existen de omeprazol 20 mg, 28 comprimidos, aprobadas para su dispensación según el listado de precios de referencia, tendrán todas una cara común con sus señas de identidad (principio activo, dosis, número de dosis y forma farmacéutica), de manera inequívoca, lo que facilitará la identificación de duplicidades, omisiones, etc.
La normativa española, basada en la europea en cuanto a etiquetado, es perfectamente compatible, ya que lo único que se hace es redistribuir la información que ya ve en el envase. La norma (RD 1345/2007) no establece preponderancia de una información frente a otra, por lo que la adecuación a nuestra propuesta es sencilla y posible, y además necesaria. Y el laboratorio dispone del resto del envase para individualizarse.

A este concepto, las cajas que contengan un mismo principio activo han de mostrar una apariencia común, le denominamos ISOAPARIENCIA, que preferimos al de bioapariencia que se maneja habitualmente.

Para concluir: la prescripción por principio activo puede ser conveniente, pero debe modificarse de manera urgente el etiquetado, introduciendo la isoapariencia. Al fin y al cabo, SI SON IGUALES, QUE PAREZCAN IGUALES.

Share/Bookmark

domingo, 29 de mayo de 2011

Ayuda para dejar de fumar

Paco Camarelles publica en el blog del "Grupo de Educación sanitaria y Promoción de la Salud del PAPPS", una interesante entrada que ha titulado "Tres formas de salvar vidas (el CMCT)" y que coincide con el lema de la OMS para celebrar el Día Mundial sin Tabaco el próximo 31 de mayo de 2011.




Y recuerda que...


Share/Bookmark

domingo, 8 de mayo de 2011

Riesgos de usar el móvil cuando se conduce


Share/Bookmark

sábado, 7 de mayo de 2011

Romper con el tabaco

Vídeo de la campaña de la Asociación Española conta el Cáncer en el que varios famosos nos animan a dejar de fumar.



Puedes vivir sin tabaco y el tabaco podrá vivir sin tí

Para más información sobre ayuda para dejar de fumar, visite: Mi vida sin tí


Share/Bookmark

viernes, 6 de mayo de 2011

¿Te falta algo?

Un buen amigo me ha enviado por correo este divertido vídeo que trata de insistir, aún más si cabe, en la necesidad de usar el preservativo en las relaciones sexuales:

video

Pueden encontrar más sobre este tema y otros en la página http://creativity-online.com/


Share/Bookmark

viernes, 29 de abril de 2011

Marear la perdiz

En el blog ATensión primaria, José Luis Quintana hace una interesante reflexión sobre la historia clínica electrónica y la extracción de datos y expone el formulario para solicitarlos que se acaba de imponer en la Comunidad de Madrid. Es este:

Clicar para agrandar


El diagrama que se adjunta al mismo es de tal complejidad, que me ha hecho recordar el siguiente powerpoint que caricaturiza las diferencias entre los hombres y mujeres a la hora de ir de compras.

 


¿De verdad que no es posible simplificar los procedimientos en lugar de hacerlos cada vez más complejos? ¿Hay que marear más a los profesionales?

Para reir si no fuera porque es para llorar.
.

Share/Bookmark

domingo, 24 de abril de 2011

Telesemen

Un banco de esperma danés que distribuye sus productos a las clínicas de fertilidad de Copenhague está tan preocupado por las emisiones de CO2, que ha decidido utilizar una bicicleta con una criocámara y personalizar su diseño para que todos en la calle sean conscientes de la urgencia del trasporte.



Visto en MedGadget gracias a un tweet de Per Ardua Ad Astra.
.

Share/Bookmark
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...